Carta a Sōichirō Honda

Estimado señor Sōichirō Honda.

Me dirijo a usted desde el mayor respeto y una gran admiración hacia su gran trabajo, y hacia el legado que usted dejó en una de las mayores compañías del panorama del motor en el mundo como es Honda.

En Fórmula URJC estamos muy agradecidos porque usted decidiese, en 1946, fundar Hamamatsu Honda Technical Research Institute (Instituto Honda de Investigaciones Técnicas), una pequeña empresa que arrancó con el proyecto de una bicicleta con un pequeño motor auxiliar y que se ha convertido en una firma comprometida con ofrecer productos que contribuyen a la mejora de la movilidad de las personas y al bienestar de la sociedad, una de las más grandes que ha conocido la era moderna, y que por desgracia usted, señor Honda no ha podido conocer a día de hoy.

Pero no debe preocuparse por nada señor Sōichirō Honda, el legado que usted dejó sigue vigente hoy en día, en el año 2016, año en el que se cumplirá el deseo de Fórmula URJC de participar en la Formula Student Spain la primera vez en nuestra corta historia.

Uno de sus buques de insignia, impulsará el corazón de nuestro primer prototipo, lo cual ya es todo un orgullo para nosotros y deseamos desarrollar el mejor papel posible durante la competición, allá por el caluroso mes de agosto en el Circuit de Barcelona-Catalunya.

La primera vez que arranquemos la joya cedida por sus chicos desde Honda España, será una armonía de pistones subiendo y bajando, un perfecto cigüeñal rotando y las bujías creando chispas que aceleran nuestros corazones y prenden fuego al fluido que permite acelerar nuestro chiquitín en pocos segundos desde parado.

Ese día nosotros no lo sabremos, pero estoy seguro que usted estará en nuestro taller de Fuenlabrada para ver nuestros progresos, y créame, no le defraudaremos.

Nuestros pilotos intentarán tratar con mimo a la bestia, aunque no le prometemos que alguna vez no rasquemos alguna marcha durante la carrera, y nuestros técnicos afinarán la puesta a punto del prototipo para obtener el mayor rendimiento de su estupendo motor, rotando a innumerables revoluciones por minuto durante todas las exigentes pruebas de la competición.

Sin más que decir me despido.

Tan solo agradecerle de nuevo que fundase la compañía que lleva su nombre y por dejar ese gran legado que tanto he mencionado en esta carta, porque según dice el historiador Paul Preston: “Quien no conoce su historia está condenado a repetir sus errores”, por lo que usted debería mirar al pasado para ver todo lo que ha acontecido desde que usted fundó la empresa, pero la propia compañía debe focalizarse en el presente y sobre todo en el futuro. Desde luego, apoyando proyectos como el nuestro de Fórmula URJC van en la dirección correcta y esos errores han permitido que ahora tengamos entre manos un gran proyecto, propulsado por un gran corazón de hierro y aluminio.

Un afectuoso saludo.

Un soñador del proyecto Fórmula URJC.

AHonda, The Power of Dreams.

https://www.facebook.com/formulaurjc/

Presiona las teclas de tu salpicadero y pulsa Start para buscar contenido